Comunicado de Prensa de Jean-Yves Le Drian y Christophe Castaner (12.06.20) [fr]

Dada la evolución favorable de la situación sanitaria en Francia y en Europa y de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea presentadas ayer, Francia levantará en la madrugada del 15 de junio (00:00 horas) todas las restricciones de movilidad en sus fronteras interiores europeas (terrestres, aéreas y marítimas) establecidas para luchar contra la pandemia de la COVID-19.

Así pues, a partir del 15 de junio, las personas procedentes de países del espacio europeo (Estados miembros de la Unión Europea, así como Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Suiza y el Vaticano) podrán entrar en territorio francés sin las restricciones vinculadas a la lucha contra la COVID-19, como sucedía antes del 18 de marzo de 2020. En concreto, estos viajeros ya no estarán obligados a llevar consigo un certificado de desplazamiento internacional derogatorio para entrar en territorio francés. A modo de recordatorio, las personas procedentes del espacio europeo están exentas de cumplir una cuarentena de 14 días a su llegada a Francia.

No obstante, seguirán aplicándose restricciones recíprocas en las fronteras con España y el Reino Unido:

  • España ha decidido mantener hasta el 21 de junio sus restricciones de movilidad ligadas a la COVID-19, así como el requisito de pasar 14 días de cuarentena para los pasajeros que lleguen en avión desde países europeos. Por consiguiente, en línea con las autoridades españolas, Francia mantendrá las restricciones vigentes actualmente hasta el 21 de junio. Hasta esa fecha, los pasajeros aéreos que provengan de España serán invitados a someterse a una cuarentena de 14 días a su llegada a Francia.
  • El Reino Unido decidió el pasado 8 de junio establecer una obligación de cuarentena de 14 días para los viajeros procedentes de Francia. De este modo, a partir del 15 de junio, los viajeros que provengan del Reino Unido ya no estarán sujetos a las restricciones de entrada en el territorio francés ligadas a la lucha contra la COVID-19 aunque, hasta nuevo aviso, sí seguirán siendo invitados a cumplir una cuarentena de 14 días a su llegada a Francia.

De acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Europea presentadas ayer e inspiradas en las propuestas francesas, Francia procederá además a abrir progresivamente sus fronteras exteriores del espacio Schengen a partir del 1 de julio. Dicha apertura se realizará de forma progresiva y diferenciada según la situación sanitaria de los terceros países y de acuerdo con las modalidades que hayan sido fijadas a nivel europeo de aquí a entonces.

Dada la importancia del atractivo universitario, se autorizará a los estudiantes internacionales a venir a Francia, independientemente de su país de origen, y se facilitarán las condiciones para su llegada. Sus solicitudes de visados y permisos de residencia recibirán un tratamiento prioritario.

publie le 15/06/2020

Subir