Condecoración Ernesto OTTONE (Discurso del Lavertu, Primer Consejero)

Estimados amigos y amigas,

Estoy muy contento de recibirlo, estimado Ernesto Ottone, rodeado de todos sus amigos, para expresarle el homenaje de mi país, Francia, que también es un poco el suyo, en el marco de esta nominación al Orden de las Artes y Letras.

Deseamos también hacer de esta ocasión, un momento de celebración y de amistad a pesar de las circunstancias siempre solemnes de este tipo de eventos.
Al proponer distinguir a Ernesto Ottone, esta misión diplomática quiere honrar a uno de los brillantes administradores culturales chilenos quien, por su dinamismo y eficiencia, encarna la evolución del país en materia cultural.

Su recorrido se forja en una formación inicial muy sólida en el ámbito de las artes y de la cultura. Comenzó siendo actor. Es licenciado en artes, Diplomado de la escuela de teatro y Diplomado en gestión cultural en la Universidad de Chile. Decidió, además, completar esta carrera con un Postgrado en gestión de Instituciones y Políticas culturales en 1996 en la Universidad de París IX- Dauphine. Después de sus estudios, estuvo un tiempo en la gran Halle de la Villette, lo que seguramente debe haberlo inspirado para concebir y dirigir Matucana 100.

Luego de dos experiencias en gestión cultural en el Teatro Nacional Chileno y en el Centro cultural Estación Mapocho, asume en 2001 la dirección de este nuevo centro cultural, Matucana 100, ubicado en un barrio popular de Santiago en antiguos galpones de reparación de trenes. Nuevo, no sé si puedo aún emplear este calificativo: Matucana 100 es ahora parte de la escena cultural reconocida por Santiago. En el espacio de algunos años, lo transformó en uno de los lugares de creación y de difusión más competentes y más visitados de la capital. Cada año, cada mes prácticamente, se agrega una nueva sala, una nueva función, una nueva idea para el desarrollo de este centro cultural. Desde 1999, usted también decidió compartir sus conocimientos y su experiencia con los estudiantes participando en un master de gestión cultural en distintas universidades.

Uno de los puntos importantes, que nos interesa particularmente, los franceses, es el haber sabido liberalizar las disciplinas, pero también las formas de representación artística, con la introducción de nuevos soportes tecnológicos, como el video o el arte digital. Matucana 100 es un centro abierto a las artes plásticas, al cine y a todas las formas de arte del escenario, tal como teatro, música, danza o circo. Supo, con este mismo espíritu, abrir las puertas al mundo entero, como el artista visual Jordi Colomer, el fotográfo belga Marc Cito o Melik Ohanian, joven artista francés de renombre internacional, por solo citar algunos. Y recibió no solamente artistas chilenos reconocidos, como el músico Angel Parra, José Balmes o los actores y directores Rodrigo Pérez y Alfredo Castro, pero dejó igualmente una oportunidad a jóvenes artistas chilenos emergentes.

Está también muy apegado al modelo cultural francés, en términos de desarrollo de tipos de público. Logró fidelizar públicos extremadamente variados, preocupándose particularmente por integrar la población del vecindario al desarrollo del centro cultural. Para permitir un diálogo entre creadores y público, las puertas de Matucana 100 están abiertas permanentemente, mientras que los artistas están realizando sus obras. Los visitantes tienen así la posibilidad de establecer un dialogo directo con ellos. Además, usted creó el servicio educativo de Matucana 100, dirigido principalmente, en una primera instancia, a escolares y a adultos mayores. Tiene por objetivo –es una gran ambición– fomentar el entusiasmo por las artes y la cultura de la población chilena.

El éxito de Matucana 100 ha generado una profunda transformación en el barrio que está convirtiéndose en uno de los ejes culturales de la capital y que es parte de los proyectos del gobierno para el Bicentenario de Chile.

A través de usted, Francia pretende distinguir a un administrador cultural de alto nivel, comprometido con un brillante futuro en un país donde la cultura de nuevo es importante, pero también a un gran amigo de Francia y a un sólido aliado de nuestra cooperación cultural. Para hacer un poco la promoción de esto último, en algunos días se iniciarán las Semanas de la Francofonía y Matucana 100 recibirá a uno de los grandes eventos de este momento de intercambio de nuestra lengua, con la presentación del espectáculo de SOLAM, un joven grupo de músicos suizos.

En nombre del Presidente de la República y en virtud de los poderes que me fueron conferidos, tengo el honor y el placer de entregarle esta condecoración del Orden de las Artes y las Letras.

publie le 08/10/2009

Subir