Discours de l’Ambassadrice (propriété industrielle 12.11.08)

Discours Séminaire de Propriété Industrielle

12 novembre 2008

Sr Acevedo, Director del Departamento de Propiedad Industrial, Sra Carolina Belmar, Jefa del Departamento de Propiedad Intelectual de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON), Madame Brune Mesguich-Jacquemin del INPI, Instituto francés de Propiedad Industrial, Señoras y Señores, es para mí un gran placer inaugurar este primer seminario sobre el tema de la propiedad industrial. Tenemos la suerte de haber podido reunir un gran elenco de especialistas que nos permitirán actualizar nuestras informaciones, aclarar dudas y, si no fuera ya el caso, tener plena conciencia de la importancia que tiene la protección de los derechos de propiedad intelectual en general, en nuestro mundo globalizado.

En Francia, a fines del siglo XIX, los fabricantes de productos farmacéuticos se agruparon para crear el código de la Unión de Fabricantes y crearon un organismo del mismo nombre que protege internacionalmente los derechos de propiedad industrial desde 1877. Participó en la creación del Oficio Nacional de Marcas de Fábrica y de Patentes de Invención en 1901, recomendando el primer registro de las marcas que serviría de base al Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI), del que le hablará más tarde Brune Mesguich-Jacquemin, experta de dicho Instituto.

Varios otros organismos protegen los derechos de propiedad intelectual en Francia. Siendo, como en todos los países, la administración de Aduanas un actor de suma importancia. El año pasado, las aduanas francesas incautaron 4,6 millones de artículos, representando 412 millones de euros. Ropa, joyería, accesorios de moda y juguetes son los predilectos de los falsificadores, sin embargo los medicamentos representan 17% del total y las piezas de automóviles se encuentran cada vez más entre los artículos falsificados.

Asociaciones como el Comité Colbert, creado por Jean-Jacques Guerlain en 1954 para agrupar a las empresas del lujo, aportan también su contribución a la lucha contra la piratería y la falsificación. En esta sala tienen un ejemplo de la última campaña del Comité en la cual no falta el sentido del humor !

Muchos otros organismos se unen al esfuerzo y las mismas grandes empresas privadas cuentan con departamentos dedicados a la protección de la propiedad industrial. Tenemos en la sala a 2 de ellas, Sanofi Aventis y Louis Vuitton, que nos hablarán de su acción en el mundo. Si destinan tantos medios para luchar en contra de la piratería es que constituye una verdadera plaga mundial que mueve miles de millones de euros cada año. Según la Cámara de Comercio Internacional la piratería representaría 7% del comercio mundial y toca por igual a artículos de lujo, como a artículos de gran consumo, a medicamentos, ó a piezas de avión o, como ya lo he dicho, piezas de automóviles… En estos últimos casos es fácil imaginar las consecuencias, que pueden llegar a ser dramáticas.

Antes que todo, la protección de los derechos empieza por el registro de las patentes que además, para retomar las palabras de Benoit Battistelli, director general del INPI, es “un arma esencial en la competencia entre las empresas en el mundo globalizado”. En Francia las patentes se pueden registrar en el INPI, o en el Oficio Europeo de Patentes para los 34 Estados miembros o en la OMPI (WIPO en inglés – Organización Mundial de Propiedad Intelectual), basado en Ginebra, donde las patentes quedan registradas en prácticamente todos los países según el sistema PCT (Patent Cooperation Treaty), firmado en Washington en 1970. El año pasado, 158 400 patentes mundiales fueron registradas según el sistema PCT, lo que muestra una progresión de 5,9 % con respeto al año anterior. El Abogado Juan Francisco Reyes del bufete Sargent & Krahn les hablará más adelante del PCT. La OMPI es el cuarto oficio de registro de patentes después del de Estados Unidos, de Japon y de Europa. También tenemos el gusto de tener entre nosotros al Sr. Maximiliano Santacruz, representante de Chili ante la OMPI que podrá contestar preguntas relacionadas con los temas que se tratan en ese organismo.

El tema de la Propiedad Industrial es muy amplio e interesa a todos los países del mundo y Chile no es una excepción. Miembro de la OMC y plenamente integrado en el mercado mundial con más de 50 acuerdos de libre comercio firmados y con un comercio exterior dinámico, Chile ha tenido a bien mejorar los derechos de la propiedad industrial. Su legislación en la materia ha evolucionado mucho en estos últimos años y sigue evolucionando para estar en total adecuación con la OMC y con todos los acuerdos de libre comercio firmados, en particular con el acuerdo de asociación con la Unión Europea, entrado en vigor en febrero 2003, con los Estados Unidos, desde el 1° de enero de 2004 y para proteger su propia industria. La transformación del Departamento de Propiedad Industrial en Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) basta para darnos la medida de la importancia acordada a la propiedad industrial por las autoridades chilenas. Pero como les dije al principio tenemos la suerte de tener aquí a una selecta representación de todos los organismos chilenos competentes, el director del DPI para empezar y la DIRECON (Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales), el Instituto de Salud Publica, la Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual (BRIDEPI), la administración de Aduanas, el Ministerio Público. Estoy segura que al final del día todos tendremos más claridad sobre la evolución de la legislación en Chile, las prácticas actuales y las nuevas orientaciones.

Antes de dejar la palabra, quisiera agradecer al Sr. Luiz SEGALA, Director de NOVOTEL, quien puso amablemente esta sala a nuestra disposición para el evento, y los otros auspiciadores que permitieron la realización de este evento.

Muchas gracias por su atención.

publie le 20/01/2009

haut de la page