Discurso del Embajador de Francia en los funerales del Padre Dubois

Estimados amigos,

Estamos hoy reunidos en esta Catedral para brindar un último homenaje a un hombre excepcional, un hombre cuya vida fue y debe ser un ejemplo para todos nosotros, un hombre cuyo valor nunca olvidaremos.

El padre Pierre Dubois permanecerá vivo por siempre en nuestras memorias.

Porque luchó por la libertad y contra la opresión, por la dignidad y contra la dictadura.

Porque siempre estuvo al lado de los seres más humildes y de los pobres, arriesgando en numerosas ocasiones su propia vida. Todos nosotros recordamos con inmensa emoción aquella foto en la que se ve al padre Dubois interponiéndose entre los carabineros y los pobladores durante una protesta.

Porque siempre se empeñó en la defensa de los derechos humanos, de los cuales todos los seres humanos deben poder gozar, sin discriminación alguna, los ricos tal como los pobres, la mujer tal como el hombre,

Porque a diario le dio vida y sentido al mensaje bíblico, a las palabras de amor al prójimo, de fraternidad y de solidaridad.

Porque luchó contra la pobreza y durante estos últimos años, contra el flagelo de la droga.

Por todas esas razones, me siento orgulloso de que el Padre Dubois haya sido uno de mis compatriotas, recordándonos que Francia es la patria de los derechos humanos y que hay siempre que luchar con determinación por ciertos valores.

No se debe transigir con la libertad , la igualdad y la fraternidad. Tal fue el mensaje y el lema del Padre Dubois durante toda su vida.

Ahora nos cabe mantener vivo este mensaje de paz y de amor.

Descansa en paz, Padre Dubois, en este país que tanto amaste y que te acogió como uno de los suyos.

publie le 02/10/2012

Subir