Discurso del Embajador

Santiago, 7 de enero de 2015

Chers amis,

Queridos amigos y amigas,

Estamos reunidos hoy para rendir homenaje a las víctimas del terrible atentado perpetrado esta mañana en la sede de Charlie Hebdo, conocido periódico francés, y en el cual fallecieron por lo menos doce personas.

JPEGQuisiera en primer lugar expresar nuestras sinceras condolencias a las familias de las victimas, tal como lo hizo el presidente François Hollande, que se trasladó de inmediato a la sede de la revista, donde condenó un "atentado terrorista" de "excepcional barbarie".

Este trágico atentado es también un intolerable ataque a la libertad de prensa y de opinión, es decir a unos de los pilares de la democracia y de los fundamentos de nuestra República.

Nos afecta gravemente a todos, no sólo a los Franceses, sino también a todos los defensores de los derechos humanos y de la democracia.

El terrorismo es una plaga inaceptable y injustificable en cualquier parte del mundo.
Tenemos que rechazarlo mas que nunca y juntar nuestros esfuerzos para aniquilarlo.

Desgraciadamente, Chile fue también hace poco el palco de atentados terroristas y Francia expresó entonces su solidaridad y su apoyo ante esos trágicos sucesos.
Por lo tanto, estoy particularmente conmovido por los innumerables mensajes de condolencias y las muestras de solidaridad que emanan tanto de las autoridades chilenas como de los ciudadanos chilenos que hemos recibido hoy.

Mes chers compatriotes, ce massacre endeuille notre pays et notre démocratie. Nous venons d’être frappés au cœur de nos valeurs, mais comme l’a souligné le Président de la République « Nous sommes un pays uni qui saura réagir et faire bloc ».
Face à l’adversité à laquelle nous sommes aujourd’hui confrontés, je suis certain que nous saurons réagir comme il se doit, faire preuve d’unité en tant que Nation et ne pas tomber dans la stigmatisation de quelque communauté que ce soit.

Je vous remercie de votre attention et vous invite à observer une minute de silence./.

publie le 13/01/2015

Subir