El atractivo de Francia creció considerablemente en 2019 [fr]

El "informe 2019 sobre inversiones internacionales en Francia", publicado por Business France el 2 de junio de 2020, resalta la confianza que los inversores extranjeros depositan en Francia.

En 2019, Francia atrajo 1.468 nuevas decisiones de inversión, un incremento del 11% frente a las 1.323 decisiones registradas en 2018. Los empleos, creados o preservados por las inversiones de grupos extranjeros en Francia también crecieron en un 30%: 39.542 empleos frente a los 30.302 de 2018. En promedio, se registraron 28 nuevas decisiones de inversión por semana en 2019 (frente a las 25 de 2018).

Esta dinámica de inversión se enmarca en un contexto de confianza ratificada por los empresarios y responsables económicos internacionales. Según el Barómetro Kantar - Business France (enero de,2020), casi nueve de cada diez ejecutivos (87%) consideraban Francia un destino atractivo para la inversión extranjera.

Las nuevas implantaciones en territorio francés aumentaron en un 3% y representan la mayoría (52%) de las inversiones realizadas en 2019 (763 frente a 741 en 2018). El saldo lo constituyen las decisiones de ampliación o adquisición.

"Francia es el país europeo más atractivo en 2019 para los inversores extranjeros ¡Nuestra política económica ha producido resultados! Continuemos por esta senda. Las inversiones extranjeras son una oportunidad de empleo para nuestra economía y para nuestros territorios. Gozamos de las mejores condiciones para salir de esta crisis, aún más fuertes", dijo Bruno Le Maire, Ministro de Economía y Finanzas.

La reinversión ilustra la renovada confianza que los grupos extranjeros ya instalados depositan en Francia. Los proyectos de expansión (610 proyectos) suman el 47% del total del empleo generado por la inversión extranjera en Francia, con un aumento del 20% en 2019 (18.755 frente a los 15.588 empleos de 2018). Casi la mitad de las ampliaciones corresponden a actividades de producción, lo que demuestra la gran confianza que las firmas extranjeras ya establecidas tienen en nuestro país.

El sector industrial sigue siendo el principal beneficiario de la inversión extranjera directa (tanto para nuevas implantaciones como para ampliaciones) con el 26% del conjunto de inversiones. Esto representa un total de 380 proyectos frente a los 320 de 2018, es decir un 19% más. Asimismo, las actividades de producción son receptoras del 35% del empleo generado por la inversión internacional con 13.814 puestos de trabajo (10.099 creados y 3.715 preservados, un 22% más en comparación con 2018). Los principales beneficiarios son los proveedores de equipos aeronáuticos y ferroviarios (21%) y la industria automovilística (14%). Las inversiones en actividades de producción corresponden en un 76% a ampliaciones y en un 13% a nuevas implantaciones.

“En 2019, el sector productivo está nuevamente de enhorabuena, como lo certifica el ranking E&Y que otorga a Francia el liderazgo entre los países europeos receptores de inversión industrial. Los inversores extranjeros dieron un decisivo espaldarazo al esfuerzo de Francia por recuperar su industria: el 56% de los proyectos industriales se ubican en los llamados “territoires d’industrie” (zonas especialmente diseñadas para recibir proyectos industriales). Así, Aptar, un fabricante estadounidense de componentes para el envasado de medicamentos invirtió 3 millones de euros para ampliar su fábrica en Brécey (Normandía) y contrató a 110 empleados, el año pasado”, subraya Christophe Lecourtier, Director Ejecutivo de Business France.

Las actividades de I+D e ingeniería representan el 22% de las inversiones internacionales con 157 decisiones de inversión frente a las 129 registradas el año anterior (+22%). En 2019, los empleos generados por nuevas implantaciones y ampliaciones de centros de I+D aumentaron en un 35% (3.775 empleos frente a los 2.793 de 2018).

“El crecimiento continuo de los proyectos de I+D subraya el firme compromiso de las instituciones públicas por la innovación y por establecer un sistema de incentivos fiscales cada vez más atractivo (como es el caso del Crédito Fiscal para la Investigación – CIR por sus siglas en francés). Este compromiso se vio reflejado claramente en el último barómetro Kantar-Business France, al señalar que el 84% de los inversores extranjeros consideran Francia una economía innovadora. Dos casos concretos ilustran este interés: ARM, un grupo británico especializado en el diseño de semiconductores ha decidido reforzar su presencia en su centro de I+D ubicado en Sophia-Antipolis, donde ha contratado a 200 empleados más. IBM, y su nuevo centro de coinnovación en París-Saclay, que dará empleo a 350 personas en los dos próximos años, entre ellos alrededor de un centenar de investigadores, enfocadas en tareas de inteligencia artificial, ciberseguridad y computación cuántica”, especifica Pascal Cagni, embajador para inversores internacionales.

En cuanto a procedencia geográfica, los inversionistas europeos siguen siendo mayoritarios: el 64% de las inversiones extranjeras creadoras de empleo en Francia son de origen europeo; se elevaban al 61% en 2018 (+ 3%).

Los principales países inversores en 2019 son Estados Unidos con el 16% de todas las inversiones internacionales, es decir un total de 238 proyectos frente a los 232 de 2018, y la creación de 7.886 empleos frente a los 6.274 del año anterior (+ 3%).

Le sigue de cerca Alemania, con un 15,5% del total de inversiones (228 proyectos frente a los 180 de 2018), y la generación de 4.946 empleos frente a 3.618 y, finalmente, el Reino Unido, que se destaca con el crecimiento más significativo (+142%) dentro de los 10 mejores países inversores; este país representa el 12% del conjunto de proyectos en 2019, con 173 decisiones de inversión comparadas a las 118 del año anterior y la creación de 5.927 empleos frente a los 2.448 de 2018. El Reino Unido ya había destacado en 2018 con un aumento del 33% en sus
proyectos. Pero 2019 es el año en el que se visualizan con mayor intensidad las consecuencias del Brexit, especialmente en el sector financiero, con un aumento del 48% de las decisiones de inversión en este sector que han beneficiado directamente a la plaza financiera de París. En 2019, 34 proyectos financieros relevantes se concretaron en la región de París, generando 1.185 empleos frente a los 27 proyectos de menor calado que se registraron en 2018, con tan solo 542 empleos inducidos.

En términos de ordenamiento territorial, la distribución geográfica de los proyectos refleja tanto el poder de atracción de las grandes ciudades como el de los municipios más pequeños. Así pues, los proyectos de inversión se reparten equitativamente entre ciudades y aglomeraciones: el 41% de los proyectos se llevan a cabo en ciudades de menos de 20.000 habitantes, y el 43% de los proyectos se ubican en aglomeraciones de menos de 200.000 habitantes.

En número de proyectos y, por este orden, las regiones de Ile-de-France (París y sus alrededores), Auvergne-Rhône-Alpes (centro este), Hauts-de-France (norte), Occitanie (suroeste) y Bourgogne-Franche-Comté (nordeste) fueron las que más se beneficiaron de este flujo de inversiones en 2019.

“Quiero destacar la movilización de los equipos de Business France y su estrecha colaboración con nuestros aliados regionales en el marco de la “de Team France Invest”, puesto que, colectivamente, han contribuido a la instalación en nuestro país de más de 4.000 proyectos desde 2017, de los cuales un 56% han concernido las zonas especialmente diseñadas para acoger proyectos industriales, que llamamos “Territoires d’Industrie” generando así más de 100.000 empleos. En su conjunto, la Team France ha estado directamente involucrada en el 57% de los proyectos de inversión internacional que se registraron en 2019”, especifica Christophe Lecourtier.

publie le 27/07/2020

Subir