El modelo de « Conservatorio Botánico" se exporta a Chile [fr]

El Conservatorio Botánico Nacional de Brest, Francia, y el Ministerio chileno del Medio Ambiente crean el Jardín y Conservatorio Botánicos, en la Isla Robinson Crusoe.

Es una primicia! El modelo de “Conservatorio Botánico”, que nace en Brest en los años 1970, es exportado al plano internacional.

El Conservatorio Botánico Nacional de Brest, la asociación Robinsonia y el Ministerio chileno del Medio Ambiente firman el 31 de octubre de 2014 un acuerdo de entendimiento para la creación del Jardín y Conservatorio Botánicos del archipiélago Juan Fernández en Chile.

Organizando regularmente misiones para estudiar la flora del archipiélago, la Asociación Robinsonia ha recurrido desde 1998 al conservatorio Botánico de Brest, uno de los 11 Conservatorios Botánicos nacionales en recibir el sello de calidad del Ministerio francés de la Ecología, especializado en las plantas del oeste de Francia y de las islas oceánicas.

Partiendo del modelo, que nace en Brest, del “Conservatorio Botánico”, organismo dedicado al estudio de la preservación de la flora y de los medios naturales amenazados de un territorio, presentaron en 2013 al ministerio chileno del Medio Ambiente un proyecto de Jardín y Conservatorio Botánicos para el archipiélago Juan Fernández.
Objetivo: frenar la pérdida de la biodiversidad y valorizar el patrimonio vegetal de este territorio.

Para llevar a cabo estas cuatro misiones (estudio, conservación, evaluación y sensibilización), los JCBJF se apoyaron en un jardín botánico para presentar las principales plantas del archipiélago, un espacio de conservación para cultivar y multiplicar las plantas más amenazadas y un centro de investigación de calidad para realizar acciones en terreno.

El Conservatorio Botánico, la Asociación Robinsonia y el Ministerio chileno oficializaron la ejecución de este proyecto el 31 de octubre firmando un acuerdo de entendimiento. Es la primera vez que un tal proyecto es oficializado fuera de Francia. Más allá del archipiélago, este proyecto podría servir de ejemplo para otras regiones de Chile y también para otros países.

El archipiélago Juan Fernández, una joya de la naturaleza en peligro

Situado a 700 kms a lo largo de Chile en el océano Pacífico sur, este pequeño archipiélago de tres islas volcánicas (Robinson Crusoe, Alejandro Selkirk y Santa Clara) nació hace menos de 4 millones de años. Su clima, su corta edad, su aislamiento, su historia y sus leyendas lo convierten en uno de los lugares mas apasionantes del mundo.

Constituye un verdadero laboratorio de evolución encubriendo un magnífico tesoro viviente: vegetales, animales y medios naturales endémicos. Entre las 206 plantas locales, 69% de ellas son específicas del archipiélago, siendo una de las tasas más importantes del planeta y de la más elevada en Chile. Citamos por ejemplo, Dicksonia berteriana, el helecho arborecente que permite a Robinson confeccionar un quitasol, Juania australis, un cocotero específico que crece en altura, o todavía Lactoris fernadeziana, único representante de la familia de los Lactoridaceos.

Desgraciadamente, la introducción de animales, 500 plantas exóticas y los acondicionamientos humanos (caminos, reforestación…) son fuente de fragilidad.

Desprovistos de defensa para resistir a los dientes de los hervíboros o a los recubrimientos por las plantas invasivas, las plantas locales no pueden rivalizar. A pesar de la clasificación del archipiélago en Parque Nacional (1935), luego en Reserva de la Biósfera Unesco (1970, las medidas de gestión no han sido suficientes para atajar la desaparición y la degradación de este patrimonio vegetal único. Su preservación y su valorización son un desafío prioritario para su desarrollo sostenible.

publie le 19/11/2014

Subir