Exposición "Los Libros de Secretos"

-  Hasta el 15 de octubre de 2007

JPEG

La Mediateca del Instituto Chileno-Francés invita al público a descubrir la exposición LOS LIBROS DE SECRETOS realizada a partir de libros usados por los alumnos de la clase CPE (1º básico) del Lycée Antoine de Saint-Exupéry de Santiago.

La muestra permanecerá hasta el 15 de octubre de 2007 y se podrá visitar los lunes, martes, jueves, viernes de 10:00 a 18:45 hrs y los sábados de 10:00 a 13:45 hrs en la Mediateca del Instituto.

Si usted es profesor (a) de primaria o de colegio y si desea realizar una exposición en nuestra Mediateca, no dude en llamar al 470 80 65 o escribir a biblioteca@icf.cl



HISTORIA DE LOS LIBROS DE SECRETOS

Al principio...

El proyecto “libros de secretos” se inspira en una exposición realizada a fines de los ochenta por la artista visual de Québec Raphaëlle De Groot. Ella escondió libros-objetos en las estanterías de una biblioteca pública belga que los lectores descubrían entre dos libros clásicas. “....ahora bien, esta gestión calzaba de manera perfecta con los niños no solamente por su aspecto lúdico y su potencial artístico, sino también por su carga simbólica en una clase preparatoria ya que es efectivamente en el curso CP donde los niños tienen acceso a la lectura...” explica la profesora” explica la profesora Nadine Dejon.


¡A trabajar!

El primer contacto de los niños con el proyecto se hizo de manera indirecta: les pedimos que dibujaran y comentaran lo que los libros y la lectura evocaban para ellos.
Luego, se lanzó la idea de fabricar un libro no convencional.
Cada niño ejecutó el primer bosquejo de su libro, bajo la forma de un dibujo.
Los proyectos fueron revisados por un adulto para asegurar su realización.
Y nos pusimos a trabajar!
Los niños estaban agrupados por mesa en función de las actividades que iban a realizar: por un lado, se esculpía o se pintaban figuritas de masa, por otro lado, se vestían a los personajes con restos de géneros, por ahí se tejía una tela de araña, un cocodrilo gigante tomaba forma o perlas se transformaban en collares...

Los libros de secretos al servicio del aprendizaje

Evidentemente este proyecto fue pretexto para aprendizajes escolares. Como todos los libros eran diferentes, cada niño debía expresar sus necesidades por escrito y hacer un “pedido” a la profesora, del material que necesitaba para la sesión siguiente. Así, la selección de los colores les permitió aprender a ortografiar los colores...

Una aproximación colegial

El grupo-clase trabajó en diferentes etapas poniéndose al servicio de cada niño para ayudarlo a tomar decisiones. La elección de cada título fue sometida a la clase, quien dio su parecer. Al final de estos debates, la decisión final recaía en el autor quien escribía entonces su título (a veces fonéticamente!). El nombre de la exposición también fue elegido colectivamente. Escuchamos y anotamos las ideas de unos y otros, y el título definitivo fue elegido por voto, ¡casi por mayoría absoluta!


¿Y los adultos en todo esto?

Algunas fases del trabajo no estaban al alcance de manos de 6 años. Los adultos vaciaron los libros, cortaron las tapas del tamaño requerido, y fabricaron cuatro cajas-libros. Las otras fases del trabajo fueron realizadas por los niños, divididos en grupos bajo la supervisión de un adulto, la cantidad de niños en cada grupo varió en función de la complejidad de la actividad: un doblado de origami o la realización de una telaraña sobre un telar demandó más intervención por parte del adulto en comparación con un dibujo, un collage o un resorte de papel.

Finalmente, la solidaridad y la ayuda de unos con otros fue fundamental: los niños que ya habían terminado una fase de su libro, se pusieron al servicio de sus pequeños compañeros para ayudarlos en su proyecto.

publie le 12/04/2008

Subir