La primera incubadora del mundo especializada en turismo [fr]

Se trata de una iniciativa única en el mundo: París es la primera ciudad en inaugurar una incubadora para las jóvenes empresas especializadas en turismo. Una iniciativa coherente si se piensa que la capital francesa es el primer destino turístico mundial; en en 2013, 32,3 millones de turistas se alojaron en sus hoteles. El número de visitantes llegados del extranjero, por su parte, aumentó un 8,2 % con respecto al año pasado, hasta situarse en los 15,5 millones en 2013. Estos datos justifican por sí mismos la creación del «Welcome City Lab».

PNGSituados en pleno corazón de París, los 1.000 m2 del recinto incluyen un espacio abierto de trabajo colectivo y salas de reunión para las cerca de treinta jóvenes empresas seleccionadas. Entre los impulsores de esta iniciativa están, entre otros, la Ciudad de París, el Banco Público de Inversión francés, la Oficina de Turismo y Congresos de París, así como sociedades privadas como Aéroports de Paris, Amadeus, Sodexo, Skyboard, Galeries Lafayette, VIParis o Air France. Las jóvenes empresas también cuentan con una zona de experimentación y una unidad de investigación. También se les facilita el acceso a la financiación para que puedan encontrar los fondos necesarios para expandirse. La incubadora tiene incluso un servicio de prensa para que las pymes se puedan dar a conocer.
Los emprendedores acogidos en el «Welcome City Lab» ofrecen productos y servicios muy diferentes. Marins d’eau douce, una sociedad de alquiler lanzada por dos jóvenes amantes de la vela, tiene una flota de 17 barcos eléctricos que permiten a los turistas navegar sin carné por los 40 km de vías navegables del canal de la Villette, del canal Saint Martin y del canal del Ourcq. La empresa Evanela, que ya cuenta con tres empleados, organiza visitas a talleres prestigiosos de joyeros, diseñadores o modistos que no suelen estar abiertos al público.

Algunas empresas de la incubadora son operadores turísticos más tradicionales. Es el caso, por ejemplo, de Worldia, que ofrece a los internautas la posibilidad de crear en línea su viaje personalizado, o de Family Twist, que vende estancias de lujo para familias en París, Londres y en los castillos del Loira.
El éxito planetario de los teléfonos inteligentes también ha animado a algunos emprendedores parisinos a lanzar aplicaciones para los turistas que están de paso. Mobilytrip permite a los visitantes crear sus diarios de viaje aportando fotos, vídeos y notas para compartirlos día a día con sus amigos y familiares. SmArtapps ofrece, por su parte, audioguías y guías interactivas con, entre otros, planos interactivos, vistas panorámicas de 360º y flujos sincronizados para los principales museos y monumentos de la capital francesa. Los responsables de Culture’Apps ofrecen la primera plataforma en internet dedicada a la creación de aplicaciones para centros culturales. En el ámbito gastronómico, la aplicación Monrestoenpoche pronto permitirá hacer un pedido a distancia en muchos restaurantes de París para evitar las largas colas.
«Welcome City Lab» también ha abierto sus puertas a especialistas del turismo colaborativo. Con esta óptica, Bluenod visualiza y organiza «comunidades» en eventos conectados. Este servicio de presentación visual de datos permite, por ejemplo, elaborar un mapa de los participantes en un congreso, en una conferencia o en una feria. Para aquellos a los que les gusta la autenticidad culinaria, Cookening ofrece a los extranjeros la posibilidad de degustar una comida en casa de un particular. Sejourning es una plataforma más tradicional que permite a los propietarios alquilar su casa durante periodos cortos. Aquellos aficionados al cine a los que apasione París pueden subir a internet sus películas sobre la capital francesa gracias a la plataforma Crop the block. Para Lucie Knappek, fundadora de Evanela, «con la cantidad de empresas que están presentes en esta incubadora, podemos compartir nuestras experiencias y nuestras redes». ¡Así que larga vida al «Welcome City Lab»!

Marco Rangi

N. B.: Las ideas y opiniones expresadas en el presente artículo, que tiene por objeto informar sobre la realidad de Francia hoy en día, no revisten ningún carácter oficial.

publie le 17/12/2014

Subir