Operación de rescate por la Jeanne d’Arc y el Georges Leygues

El portahelicópteros Jeanne d’Arc y la fragata Georges Leygues, grupo escuela de aplicación de los oficiales de marina, en tránsito en el océano Indico, efectuaron el sábado 21 de marzo de 2009 una operación de rescate a náufragos en beneficio de un carguero de bandera panameña. Los 31 miembros de la tripulación fueron rescatados. Entre ellos, se encontraban 1 Chileno (el capitán), 1 Español (el segundo capitán), 2 Rusos, 1 Peruano y 26 Indonesios.

El naufragio

JPEG

¡Primer día de participación en la operación Atalanta y ya entran en acción la Jeanne d’Arc y el Georges Leygues! No obstante, no son piratas quienes han alertado a las dos tripulaciones, sino el naufragio de un carguero. Mientras transportaba pescado entre Mombasa (Kenia) y Pénang (Malasia), un incendio se declaró en los motores del carguero Sibley, de bandera panameña. Los 31 miembros de la tripulación intentan apagar el incendio, pero finalmente el capitán decide emitir una señal de auxilio. Los dos buques del grupo escuela serán los únicos en responder y deciden socorrer al Sibley. Unico problema : aún quedan 130 millas náuticas que recorrer (es decir 250 kilómetros) para alcanzar la zone siniestrada, ¡y es imposible llegar antes de muchos kilómetros! Cada minuto es decisivo.

Comienza entonces una verdadera carrera contra el reloj. El Georges Leygues aumenta su velocidad y se adelanta para socorrer al Sibley, mientras la Jeanne d’Arc envía un Alouette III a bordo de la fragata. Al llegar a la zona, el helicóptero de la escuadrilla 22 S constata que el carguero se encuentra en una situación crítica : con 45º de escora, está a punto de volcarse. Afortunadamente, el conjunto de la tripulación consiguió evacuar y espera la llegada de los socorros en cuatro lanchas de rescate. El Georges Leygues al fin viene a poner fin a su angustia y acoge a los 31 miembros de la tripulación. Todos están sanos y salvos.

Al terminar el día, el portahelicópteros ha llegado a su vez la zona y los náufragos son trasladados en bote a bordo de la Jeanne d’Arc. Se liberaron puestos de oficiales alumnos para recibirlos tras este episodio traumante. Un equipo de apoyo psicológico dirigido por el capellán del grupo escuela, el padre Rémi Caillaud, los acoge y se preocupa de que nada les falte. La tripulación naufragada era en su mayoría de origen indonesio e hispánico, por lo cual la compañía de los tenientes segundos Delgado, Vargas y Jatmiko, oficiales alumnos de las marinas española, peruana e indonesia, es particularmente agradecida. Los 31 miembros de la tripulación del Sibley viajarán junto junto a las del Jeanne d’Arc y del Georges Leygues hasta Djibouti, donde volverán a pisar tierra firme, ¡momento que deben esperar con ansias! El Sibley, a punto de hundirse, fue dejado a la deriva, bajo el control del CROSS (centro regional operacional de vigilancia y de rescate) de las islas Seychelles.

publie le 23/03/2011

Subir